Viola

 

Una canción, de quién es?

Alguna vez leí o escuché la idea, que en definitiva es común en el medio, de que las cosas que se pronuncian en canciones y poemas, y las personas que se mencionan ahí sobre todo, son excusas en realidad para que la canción o el poema exista. Digo, que esta canción tomó impulso una mañana en que leí un mensaje de texto de la noche que decía “A veces cuando todo me pregunta, me pregunta por vos..” y que me sorprendió y me conmovió tanto en una oleada de tan tremenda alegría, que no pude más que cantarlo y acompañarlo de la manera más rudimentaria y rápida que encontré.

Después vino el desarrollo, y la decisión de incluir una historia que me conmovió y que quiero contar desde hace años, que es la de Viola y Cósimo, vista ella por los ojos de él, que Italo Calvino narra en El Barón Rampante.

Además, una cita a un poema de Edgar Bayley que leía en esos días y que me gusta -creo que te lo leí-, Ligera, Liviana, Libre.

La grabamos al boleo una vez con Ari Schlichter, ya cansados le gané tres minutos más para grabar una versión malísima, y esta que, para darse una idea, anda.

 

 

Viola

A veces,
Cuando la noche pregunta
Me pregunta por vos.

Montada en tu galope danzarín
Cubriendo el paisaje con las manos
Montada en tu galope danzarín

Viola, Viola..

A veces,
Cuando todo me pregunta
Me pregunta por vos.

Mañanas sabor a fruta madura
La risa de las semanas de olvido
Cubriendo con ternura el paisaje mío

Viola, Viola..

Viola, la de oro y miel.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *