Dalca


Tuvimos una perra que se llamó Dalca. Una especie de cruza entre Ovejero Alemán y Labrador, con el cuerpo del primero y el color del segundo. Guardiana, cuidadosa, divertida, compañera, llegó cuando yo tenía alrededor de cuatro años y acompañó a mi familia y a mí durante casi quince. Me acuerdo de su guía en los paseos por el bosque, de verla desaparecer en la espesura para volver de un salto al camino hasta nosotros y seguir. Me acuerdo su cacería de liebres en la madrugada, cuando la cruzaba volviendo del cerro en mi camino a la escuela.
Hace casi cuatro años años empecé un tema, especie de chacarera con, creo, reminiscencias de Chovendo na Roseira de Tom Jobim. Cuando murió Dalca hace un par de años decidí dar su nombre al tema.

Hoy lo trancribí, ahí va, entonces, Dalca.

 

Dalca

 

Es Midi, pero bue.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *