No hay forma

 

No hay forma me digo, y no es consuelo
No hay recetario ni santos populares
No hay perfumería ni tarjetas de crédito, no hay débito
No hay -creo- ni una sola vía de escape
No hay casas sobre árboles frutales.
No hay libros entelados bilingües y de tapa dura
No hay puchos no hay vino no hay niebla ni jazz, no hay
luces tenues luz de velas, diarios pianos libretas garabateadas
No hay “I wish I had a river, I could skate away on”
No hay cocaína ni hay Coca-cola, no hay Cartier-Bresson Kerouac The Beatles
No hay Rock and Roll.
No hay razones intrínsecas, ni razón para todo esto
No hay estepa no hay canción, no hay Facebook
No hay pilcha ni predicciones astrológicas
No hay poesía ni montañas ni una cama en vaivén, no hay
decirse todo en un mirar sólo entre la gente en la calle
No hay baile
No hay noches
No hay dulzura de los cuerpos en las noches
No hay forma me digo, y no es consuelo

One thought on “No hay forma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *