Anhelo

Anhelo el Bosque,
con sus frutos,
con sus cantos

Anhelo el musgo en las cortezas
la podredumbre al ras del suelo,
el susurro indiscernible de una hojita otoñal

Añoro en verdad
el fluir de las estaciones
en un paisaje arbolado,
sólo sentarme y mirarlo,
sólo mirarlo

Extraño y por extrañar me desvelo
me desvelo soñando
soñando barro, soñando colchón
de hojas en otoño
perfumado de insectos

Lluvia primaveral sobre aroma de lilas en flor
frutos en verano dulce
de mosqueta
sol y risa, tristezas
heladas, crueles heladas
reunidos al fogón.

Anhelo por cierto el Bosque,
con sus misterios,
con sus seres solitarios

Anhelo el Bosque y más
Anhelo ser,
un ser solitario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *